LA HORTENSIA EN COLOMBIA

  • 0 Comentarios
  • 21 mayo 2017
IMG_2118 PEQUE

Cuando los productores de flores colombianos entraron al mercado coreano en 2009 identificaron que, a diferencia de los compradores tradicionales, no eran las rosas su mayor interés, sino una planta ornamental originaria del continente asiático: las hortensias.

El año pasado el país le vendió a Corea del Sur US$1,7 millones en hortensias. Entre enero y mayo de este año las exportaciones alcanzaron el millón de dólares con un crecimiento de 7,9% frente al mismo periodo de 2013.

Hace apenas un par de años China era el mayor proveedor para este mercado con una dependencia de 30%, pero por su calidad y variedad el producto nacional les ha restado participación.

Cifras del Ministerio de Comercio indican que el año pasado se exportaron hacia Corea US$229,9 millones donde la mayor participación la tuvieron el ferroníquel (22,9%), el petróleo (22,5%) y el café (20,6%).

En cuanto a las importaciones, para el mismo periodo se compraron al mencionado país US$1.149,19 millones; más de 99% correspondió a productos industriales: automotriz (48,7%), maquinaria y equipo (19,4%) y química básica (19%).

Para el caso de la floricultura las ventas en los primeros cinco meses del año crecieron 14,2%. La partida arancelaria más importante es la categoría otros, compuesta por anturios, girasoles y hortensias. Estas últimas participan con más de 90%.

En un viaje a Seúl la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores) identificó el potencial de las hortensias frente a otros productos, dado que los coreanos las utilizan principalmente para los matrimonios.

En términos de área las hortensias tienen hoy la mayor participación en los cultivos de flores de Rionegro con 700 hectáreas cultivadas de las 1.340 que hay en total. Comercialmente estas flores son demandadas en mayo, julio y septiembre que es cuando usualmente se celebran matrimonios en Estados Unidos y los últimos tres meses del año para el caso de Corea.

Diversificación e innovación

Con el problema de la revaluación los floricultores decidieron especializarse en su mejor producto y apostarle a la conquista de nuevos mercados. Además, se ha trabajado en innovar optando por nuevas variedades. Sin embargo, el mercado todavía se está reacomodando después de la crisis por lo que la diversificación de los mercados no ha sido tan acelerada. Según las últimas estadísticas de la Sociedad Americana de Floristas, 28% de los hogares estadounidenses compran flores, por lo que seguirá siendo un buen mercado natural por varias décadas para Colombia.

Deja un comentario